Galletas de Navidad para hacer y decorar con niños

Estas galletas de Navidad son perfectas para hacer con niños. Además les encantará decorarlas a su gusto antes de comérselas. Las galletas quedan muy ricas, el ritmo al que baja el plato da fe de lo buenísimas que están. Eso sí la decoración, como ya os he contado alguna vez con el tema manualidades, no es lo nuestro. No os vais a encontrar las típicas galletas ideales de blog-revista. Pero para mí son las más bonitas ¡y divertidas!

Receta de galletas de Navidad fáciles

Ingredientes:

140 gr de azúcar (pasarla por la trituradora para dejarla más fina). Con Thermomix 6 segundos velocidad 7.

370 gr de harina de trigo

Media cucharadita de levadura química

Una pizca de sal

1 huevo

120 gr de mantequilla a temperatura ambiente

80 gr de leche (la que tengáis, yo usé semidesnatada)

Media cucharadita de canela

Cómo hacer las galletas de navidad

Solo hay que mezclar bien todos los ingredientes.

Con Thermomix: 15 segundos – velocidad 6 (recordar poner primero el azúcar para triturarlas luego ir añadiendo el resto de ingredientes).
Sin Thermomix: Todo a un bol y a amasar con las manos entre todos :). Esta parte les encanta a los peques.
Ahora que ya tenemos la masa hacemos una bola, la envolvemos en papel film y la metemos 10 minutos al congelador.

En estos 10 minutos vamos precalentando el horno a 180 grados (calor arriba y abajo).

Una vez fría, ponemos nuestra bola de masa entre 2 trozos de papel vegetal (papel de horno) y la estiramos bien con el rodillo. Dejamos la masa finita que luego engorda en el horno.

Retiramos el papel de arriba y ya podemos ir dando forma nuestras galletas. Yo usé galleteros en forma de estrella y de hombrecillos de Navidad. Las coloqué en la bandeja de horno sobre papel vegetal, un poco separadas para que no se peguen al crecer.

Hornear de 12 a 15 minutos a 180 grados. Si hacéis algunas más pequeñas, yo hice algunas estrellas pequeñas, hay que vigilar y sacarlas antes para que no se quemen.

A decorar nuestras galletas navideñas

La decoración es libre, pasar por la sección de repostería en el supermercado y utilizar lo que más os guste. Yo compré un lápiz de chocolate, un pack de colores (rojo, verde y amarillo) y azúcar glass.

Y esto es lo que fuimos haciendo, unas mejor, otras peor, pero decorar es la parte más divertida 🙂

Enviar un comentario